Presentando a Ximmy

Toni: El próximo jueves viene al ensayo un chico a escucharnos.
Jaime: Genial, habrá que esforzarse en sonar bien jejeje.
Toni: Estudia magisterio de música.
Jaime: Glups…
Toni:
Valoro mucho la opinión de este tío, me gusta escuchar sus críticas.

(Ya en el coche de vuelta a casa)
Toni: Oye, que está guay lo que hacemos, somos muy creativos y tal pero necesitamos un guitarra que le dé ese toque mágico a las canciones.
Jaime: Ya le estás dando un toque especial a las canciones y se nota muchísimo.
Toni:
Me refiero a aportarle unas pinceladas mas, para que acabe de sonar todo completo. Sé que sois dos guitarras y que hasta ahora habéis sido los tres amigos de siempre que quedabais para tocar, pero ahora ya habéis dado el paso de coger un batería y no estaría mal completar el grupo.
Jaime: ¿A quién tienes en mente?
Toni: El chico que vendrá el jueves ya ha escuchado algo y le gusta lo que hacemos. Lo admiro como guitarra y quiere entrar…
Jaime: O_O. ¿¿¿Que tú admiras a quién como guitarra??? ¡Quiero escucharlo tocar!

Llegó el jueves y al entrar en el local veo a un chico tímido preparándolo todo para empezar la batalla. También veo a José en estado de shock, y no es de extrañar porque sólo la pedalera parece un piano :-).

Después de calentar un poco y tocar la primera canción… Es un genio.

Nos faltó el bajista ese día (lo teníamos pocho :-s). Al siguiente ensayo lo escuchó tocar y se quedó con ganas de ensayar más (-¡Cómo suenan las canciones con él!- dijo). Por lo que…

Sin duda.

Habemus nuevo guitarrista!

Se llama Jaume (o Ximmy como le adjudicó Toni) y desborda talento con 20 añitos.

Bienvenido Bradbury Guy!!

Anuncios

Presentando a Toni

Empezaremos por el principio, ¡tenemos batería! Y no veáis cómo suenan las canciones con la batería, alzan y rellenan el sonido, nos aúpan a otra dimensión musical.

Ahora bien, ¿qué decir cuando el batería es alguien a quien se conoce desde que uno tiene consciencia de simismo? El nuevo batería es mi hermano Toni, sí, el mismo Toni que toca la guitarra de una forma en la que sólo los grandes guitarristas pueden hacerla sonar, el mismo Toni que tuvo su pequeña carrera en solitario como Gato Martín y que consiguió ganar concursos e incluso hacer 21 conciertos en el Fringe, un festival de Edimburgo.

Ahora bien, ¿cómo hablar objetivamente de alguien a quien se admira tanto musicalmente? imposible… así que lo único que puedo hacer “objetivamente” es presentaroslo,

Sí, soy tan vago que he buscado su foto en google en vez de ir a escanear una…

En fin, este es Toni, nuestro batería, que además de eso, nos aportará ideas y nos ayudará con su experiencia en esto de la música